viernes, 26 de julio de 2019

CAJA DE TABLETAS TÉRMICAS MONTESSORI: MOMENTOS MÁGICOS EN PAREJA


La caja de tabletas térmicas Montessori es un material que ha hecho vivir a los peques a lo largo del curso momentos geniales en pareja. Como siempre presentamos el material primero en gran grupo para posteriormente dejarlo en el rincón de lógica-matemática y que puedan utilizarlo de manera autónoma. 

Es una caja que contiene 6 tablillas de diferentes materiales: acero, corcho, madera, cristal, pizarra y mármol. Todas las tablillas son de la misma forma y tamaño y se diferencias por la textura y temperatura. Los objetivos que trabajamos al utilizar este material son:

- Descubrir y distinguir diferentes materiales por el tacto (materiales que transmiten frío o que no transmiten frío).
- La concentración y paciencia.
- Cuidado por los materiales.


Para empezar necesitan: una alfombrilla sobre la que colocar las tabletas térmicas, un antifaz y la caja de tablillas. Por parejas se colocan en el espacio que quieran, bien en una mesa, bien en el suelo. Colocan la caja sobre la alfombrilla y extienden en una fila una tablilla de cada tipo diferente. Un miembro de la pareja se coloca el antifaz tapándose los ojos y estira un brazo colocando la mano plana. El otro miembro de la pareja le coloca una de las tablillas que han quedado dentro de la caja sobre la palma de la mano para que pueda palparla con tranquilidad. También se la puede pasar sobre la parte interna de la muñeca donde notará muy bien el contraste de la temperatura.



A continuación debe palpar una a una todas las tablillas que habían colocado sobre la alfombrilla hasta encontrar las misma que tiene sobre la palma de la mano. Una vez  que cree que la ha encontrado puede quitarse el antifaz y comprobar si es la correcta. Si observas atentamente cómo juegan puedes ver sus caras de emoción al retirar el antifaz. ¡¡Me encanta este material!! Nosotros las conseguimos en Bonicos.

lunes, 22 de julio de 2019

JUEGOS DE LECTOESCRITURA: PUZLES INFANTILES DE LETRAS


A veces los juegos sencillos son los que más les gustan a los peques. En nuestras cajas de lectoescritura también hay un hueco para esos juegos de tipo puzle que tenemos para nuestros hijos cuando son pequeños. Muchos de ellos en vez de regalarlos cuando dejaron de utilizarlos los guardé para mis alumnos y años después siguen triunfando. Hay muchísimos juegos de este tipo: de abecedario, de vocales, de vocabulario etc.  

Este que os enseño hoy era un juego de Pocoyo formado por 24 minipuzles que corresponden a las diferentes letras del abecedario. Cada uno de los minipuzles está formado por dos piezas: en una de ellas aparece un dibujo y el nombre escrito debajo en mayúsculas y en la otra pieza aparece la letra inicial de dicho dibujo. Los peques comienzan a utilizar este juego uniendo las diferentes piezas hasta formar los 24 minipuzles y más adelante se animan a ordenarlos alfabéticamente.



La mayoría de las veces cogen las cajas de nuestro mueble de lectoescritura por parejas así que aquí os dejamos unas cuantas imágenes de los peques en pleno juego.

domingo, 21 de julio de 2019

PROYECTO LA ÓPERA: DOSSIER DESCARGABLE Y RECOPILACIÓN DE ACTIVIDADES


Recordamos el proyecto de la Ópera. Surgió después de asistir a la ópera "Bastián y Bastiana" en el auditorio. La experiencia fue tan increíble que quisieron que aprendiéramos más cosas sobre la ópera y sobre Mozart. Siempre me gusta realizar un proyecto relacionado con la música a lo largo de los tres años que estoy con los peques así que me pareció una idea genial. EL proyecto lo hicimos en el nivel de 4 años.  




lunes, 15 de julio de 2019

MÚSICA: "QUINZE SÓN QUINZE". LA PULSACIÓN.


El ritmo es algo imprescindible en la etapa de infantil pero si encima hablamos de sesiones de música todavía más. En todas nuestras sesiones de música después de realizar un par de actividades de inicio para centrarnos realizamos también algún ejercicio para trabajar el ritmo. Aunque la canción que ponemos aparece en valenciano, se puede hacer perfectamente en castellano y les encanta.

Esta actividad que os presentamos la realizamos en varias sesiones: en una primera sesión escuchamos un par de veces la canción (os dejamos abajo el vídeo) y después la volvimos a escuchar marcando la pulsación con la mano. También marcamos la pulsación con el pie golpeando en el suelo sentados.


Una vez que ya habíamos practicado esta actividad unas cuantas veces repetimos la actividad pero esta vez utilizando la pizarra. Cada peque cogió una pizarra y un rotulador y a medida que iba sonando la música debían dibujar una pequeña línea según cada pulsación. 


Una vez terminada la música al contar las líneas escritas deben salir 15 como el título de la canción. les encanta contarlas para comprobar si tienen las 15 línea y siempre piden que repitamos la actividad una y otra vez. A medida que lo haces puedes comprobar que cada vez hay más silencio y se concentran mucho más para conseguir seguir el ritmo correctamente. ¡¡Nos encantan las sesiones de música!!


Aquí os dejamos la canción "Quinze són quinze."





domingo, 14 de julio de 2019

JUEGOS DE LECTOESCRITURA: PINZAS Y CANICAS PARA TRABAJAR LA MOTRICIDAD FINA


Dentro de nuestro mueble no pueden faltar las cajas de motricidad fina, la base fundamental para preparar a los niños para la posterior escritura. La motricidad fina se debe trabajar permanentemente en educación infantil, siempre deben tener a su alcance material que mejore su motricidad mientras están jugando y no sólo durante el nivel de 3 años, también en el nivel de 4 y 5 años, e incluso durante el primer ciclo de primaria. La caja que os enseñamos hoy está formada por canicas y pinzas. Como podéis ver en las imágenes comenzamos usando las canicas grandes y posteriormente utilizamos las pequeñas. 



En una de las cajas tenemos canicas, pinzas y pequeñas alfombritas antideslizantes de la ducha o bañera. Los peques cogen las canicas de su cacharro con la pinza pequeña y han de ir colocándolas una a una sobre las ventosas de las alfombrillas. Posteriormente deben colocar también una a una las canicas de nuevo a su cacharro, por supuesto con el uso de las pinzas jejeje.

En otra de las cajas tienen dos contenedores y uno lleno de canicas grandes junto con una pinza de madera muy grande. En este caso han de pasar las canicas de un contenedor a otro utilizando las pinzas grandes. 


La pinza grande y la pinza pequeña requieren diferente fuerza y precisión para poder coger objetos por eso dejamos a su alcance ambas cajas para que puedan practicar. Así nos encontramos a los peques combinando las cajas, es decir colocando en las ventosas las canicas grandes con la pinza grande y haciendo equilibrios con las alfombrillas llenas de canicas.