jueves, 14 de marzo de 2013

CÓMO QUITAR MANCHAS DE TÉMPERA DE LA ROPA


Hace unos días llegó a mis manos un artículo sobre cómo quitar manchas de témpera de la ropa y la verdad es que descubrí algunos truquillos que desconocía y me ha parecido que a lo mejor a papás y mamás que tienen que limpiar más de una mancha les puede interesar. Así que aquí os reproduzco el artículo y os dejo un enlace a la página de origen:


CÓMO QUITAR MANCHAS DE TÉMPERA DE LA ROPA

Muchos papás y no pocas maestras sienten cierto temor al momento de trabajar con témperas con los niños, y es que a pesar de que muchos fabricantes de material escolar exhiben en sus etiquetas las coletillas "superlavables" o similares, a la hora de quitar las manchas de témpera u otras pinturas de la ropa nos encontramos con serias dificultades.

Y es que aún a pesar de utilizar delantales de plástico para protegerlos nunca falta una pincelada creativa en el pantalón, en un  arrebato artístico de los pequeños.

Pero no debemos alarmarnos, ya que este tipo de pinturas escolares son solubles en agua y siguiendo una pautas muy sencillas a la hora de lavarlas serán muy fáciles de sacar.

Más que unos trucos de lavado, lo que pretendemos enseñaros en este artículo son una serie de errores que cometemos y que dificultan su limpieza.

El primer acto reflejo, y a la vez el primer error que cometemos, es ir corriendo al grifo a echarle agua a la mancha. En realidad no está mal hecho del todo, lo que ocurre es que solemos echar el agua sobre la mancha, lo que facilita que la pintura se introduzca en el tejido, y lo que deberíamos hacer es justamente todo lo contrario, o sea, echar el agua por el reverso de la ropa para sacar la máxima cantidad de pintura del interior de la prenda.

Os aconsejamos que además no utilicéis agua caliente, ya que cocinaría la mancha fijándola aún más.
  
El segundo error, y quizás el más grave, es que al llegar a casa cogemos la prenda manchada y la echamos directamente a la lavadora. Los modernos detergentes que usamos en la actualidad tienen una infinidad de fijadores de color para evitar que estos pierdan intensidad y lo único que conseguimos al meter la prenda manchada en la lavadora es precisamente fijar el lamparón sobre el tejido definitivamente.

El procedimiento adecuado sería lavar la mancha a mano con cualquier jabón neutro, lavavajillas, gel de manos o similar y con esto debería ser suficiente para eliminar totalmente las manchas. Por último y si lo creemos conveniente ya podemos meterla en la lavadora, también con agua fría, y nuestro detergente habitual.

En manchas secas, sería conveniente remojar con agua unas cuatro horas y posteriormente lavarla según hemos descrito anteriormente.

Y sobre todo nunca, pero nunca secar una prenda manchada en la secadora o plancharla, porque después podría ser imposible de quitar.

Queremos agradecer a JOVI y a Carlos Fenoll que nos enseñaran estos pequeño trucos en los talleres de manualidades que realizamos con ellos y esperamos que a vosotros también os sirvan de ayuda.

5 comentarios :

  1. Muy interesante el artículo. Seguro que hay alguna ocasión que tenemos que echar mano de él. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Después de ver mis batas y más batas manchadas, me di cuenta que el agua caliente fijaba la pintura ha,ha,ha.
    Los otros consejos no los sabía, nunca es tarde.
    Gracias
    Carme

    ResponderEliminar
  3. MUCHAS GRACIAS !!!! LO VOY A PROBAR !!!

    ResponderEliminar